Archivo de la etiqueta: Jornadas de Pastoral

Rompe tu silencio

El 8 de marzo no es el día del feminismo, menos aún del feminismo vengativo que se está imponiendo a fuerza de huelga y manifestación. El 8 de marzo es el día de la mujer, y la primera preocupación debemos ponerla en aquellas mujeres que están sufriendo y necesitan ayuda.

Rompe tu silencio

En esta línea se trabaja desde Cáritas de Toledo en el programa Rompe tu silencio, en el que se ofrece acompañamiento integral a mujeres que sufren o han sufrido violencia, así como a sus hijos. También esta es la labor de la Fundación Luz Casanova, que trabaja por el desarrollo personal y la inclusión social de personas en situación de desprotección y exclusión: personas sin hogar y mujeres y menores víctimas de violencia.

Estos dos proyectos se presentaron el pasado enero en las VII Jornadas de Pastoral de la Diócesis de Toledo. Compartimos este video con su intervención.

Vivir la caridad en la Iglesia

Don Luis Javier Argüello, Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, intervino en las VII Jornadas de Pastoral celebradas recientemente, insistió en que «estamos llamados a vivir la Caridad: la caridad política de los laicos, la caridad pastoral de los sacerdotes y la caridad consumada de los religiosos». Aquí puedes escuchar las tres conferencias en las que profundizó en este tema.

En su primera ponencia sobre «Una sociedad que busca el amor y la verdad: luces y sombres», destacó que «el mensaje central que quere-mos comunicar hoy es que Dios existe, que se nos ha manifestado y que viendo su rostro comprendemos la realidad que nos ha tocado vivir».

En su segunda ponencia, «Llamados a vivir la vocación al amor: el designio de Dios sobre el hombre», don Luis J. Argüello dijo que «la crisis de nuestro tiempo es religiosa, que pide un anuncio encarnado del amor de Dios», por lo que «se precisa una respuesta que ponga en juego todas las potencialidades de lo humano».

En su tercera ponencia monseñor Luis J. Argüello recordó que «estamos llamados a ser una Iglesia de propuestas», con una evangelización «cuerpo a cuerpo», y con un pueblo que dé testimonio de la presencia del amor de Dios, mostrando los rostros de sus miembros y que acoge a todos, con diálogo y cercanía».«Es preciso ofrecer sin complejos, sin miedo y al mismo tiempo de una manera humilde el Evangelio»

No pierdas la oportunidad de escucharlo.