Archivo de la etiqueta: Lurín

Testimonio misionero: Nueve años en Perú

Nueve años en Perú

Voy a cumplir nueve años en Perú. Probablemente los mejores de mi vida sacerdotal. Confieso durante horas y horas. Predico la Palabra de Dios a los pobres que tienen más hambre de Dios que de pan. Transmito consuelo en nombre de Cristo. Soy testigo de los milagros que la gracia de Dios realiza constantemente. El Señor, por medio de mi ministerio, sana corazones desgarrados y venda sus heridas…

¿La única desazón? Que no se llega. Que la mies es mucha y los obreros pocos. Que faltan manos para hacer el bien, labios para predicar y consolar en nombre de Jesús, corazones para amar gratuitamente a los más desfavorecidos y humillados… He ido a dar. Pero es mucho lo que recibo. Ante todo, porque el Señor te da el ciento por uno. Además, porque eres feliz cuando te desgastas por amor. Pero están también las “añadiduras”: los pobres son agradecidos y te rodean de afecto. Hay sonrisas que valen un Potosí. Hay detalles que colman el corazón…

Puedo deciros que soy feliz en la misión. Si algo falla es por mi impotencia y por mi falta de generosidad. Pero también esto se lo entrego al Señor y Él suple.

Tan solo os pido que no cerréis el corazón a la misión ni a los pobres. Amad, amad mucho, cada día, con gestos concretos. Orad, orad intensamente. Sed desprendidos de vuestros bienes y compartidlos con los más necesitados. Enseñad a vuestros hijos y nietos a ser generosos. Y evangelizad: sí, evangelizad a tiempo y a destiempo…

Julio Alonso Ampuero,
Sacerdote diocesano de Toledo en Lurín (Perú)

Nueve años en Perú

Misioneros toledanos en Lurín

Julio y Jose Manuel Alonso AmpueroEl programa Misioneros por el mundo, de 13TV, ha incluido en uno de sus programas el testimonio de Jose Manuel y Julio Alonso Ampuero, misioneros toledanos en la diócesis de Lurín, en Perú.

Os invitamos a ver este programa, que fortalece la comunión entre los miembros de la Iglesia y aviva nuestro sentido misionero.

 

Pedimos donativos para una beca de estudios en Perú

Lurín - PerúDesde la parroquia de María Inmaculada en Lurín (Perú) nos piden ayuda para dotar económicamente varias becas de estudios.

Lurín es una ciudad en las cercanías de Lima que ha crecido mucho en los últimos años, recogiendo población que huye de la miseria de las montañas para buscar una vida mejor en las ciudades. Así se han extendido grandes barrios de viviendas paupérrimas en las que se concentran miles de personas con recursos muy escasos. El futuro bienestar de estas familias depende fundamentalmente de las posibilidades de las jóvenes generaciones.

Muchos chicos y chicas con capacidades, no pueden prepararse para el ingreso a la universidad, ni pagar posteriormente los estudios. La parroquia de María Inmaculada, a través de la hermana Patricia, se ofrece para administrar las ayudas a los estudiantes, ofrecerles un seguimiento personal y ayudarles a resolver los problemas que van encontrando en su formación. Nos piden ayuda económica. Un curso universitario tiene un coste aproximado de 700 euros.

Desde el grupo Oasis vamos a recoger donativos y vamos a designar una persona que haga el seguimiento de cada una de las becas que podamos sufragar, favoreciendo la comunicación con el alumno becado y con la familias donantes que lo pidan, porque creemos firmemente que lo mejor de la ayuda es el trato y el conocimiento personal.

Podéis ingresar vuestros donativos en la cuenta corriente del grupo Oasis:

  • Titular: Asoc. Cultural Nuevo Sol
  • IBAN: ES46 2105 0125 12 1240012859
  • BIC: CECAESMM105
  • Concepto: Beca Perú 2014

Los donantes que deseen seguir informados de la marcha de la beca, deben enviar un correo a la dirección info@nuevosol.org, indicando sus datos de contacto.

Los donantes residentes en España que deseen desgravar sus donativos deben enviar a la dirección info@nuevosol.org el resguardo de su donativo con los siguientes datos adicionales:

  • Nombre completo
  • Dirección postal
  • NIF (número de identificación fiscal)

Recogeremos dinero hasta finales de marzo. Gracias por vuestra generosidad.