Archivo de la etiqueta: Camino

Gracias baratas

Conmemoramos el centenario de las apariciones de Fátima. Un acontecimiento importante para la comunidad católica –el papa Francisco lo ha testificado peregrinando con su Pueblo-, pero que también suscita interés en personas de otras religiones, y no pocos interrogantes en no creyentes. Entre las numerosas informaciones, opiniones y valoraciones que los medios de comunicación y las redes sociales han realizado sobre este evento, sobresale una noticia que por su novedad y notoriedad ha suscitado cierto interés: la aparición de lo que se ha dado en llamar “peregrinos de alquiler”; personas que realizan la peregrinación a Fátima en nombre de otros que no lo pueden hacer, llevando consigo sus plegarias e intenciones y cobrándoles por ello unos honorarios. Hablan de recuperar una tradición medieval. Es una práctica que como mínimo invita a un discernimiento serio sobre el sentido y el significado de la peregrinación cristiana. Toda la vida de un cristiano, y por supuesto de la Iglesia, se contempla como un peregrinar; un camino hacia la plenitud que todo humano anhela y que para los cristianos es Cristo. Y ese caminar conlleva un espíritu de búsqueda esforzada del sentido de la vida, de salida de sí mismo para encontrarse con Aquel que acompaña a nuestra humanidad herida y necesitada de salvación. Este es el sentido de las palabras con las que el Papa ha querido rezar su peregrinación a Fátima: “Recorreremos, así, todas las rutas, seremos peregrinos de todos los caminos, derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras, yendo a todas las periferias para revelar allí la justicia y la paz de Dios”. En esta perspectiva de camino a recorrer no pueden faltar por tanto las dimensiones escatológica, comunitaria, penitencial, festiva y cultural-oracional de la fe. Si faltase alguno de estos ingredientes seguramente se resquebrajaría el sentido de la peregrinación como símbolo cristiano. Y desde la finalidad de esta novedosa práctica de la peregrinación habrá que interpelarse también sobre el sentido de la plegaria cristiana, que encuentra su principal raíz y soporte en la  gratuidad  y la experiencia del don. Tal vez por esto, el Papa se preguntaba con qué María se peregrina a Fátima, “si con María, una maestra de vida espiritual, la primera que siguió a Cristo por el camino de la cruz… o más bien con `una santita’, a la que se acude para recibir gracias baratas”. Se impone el discernimiento.

GRUPO AREÓPAGO

La llamada a la santidad

La llamada a la santidad es la única llamada segura. Es Dios quien nos hace santos, sólo debemos seguir en camino, firmes en la fe. Recibiendo todo en la vida como recibido de él.

Compartimos con todos la charla del  retiro del 28 de enero.

“Cancionero irregular” de Cristina Arias

Cancionero irregular

El corazón peregrino

El libro “Cancionero irregular” tiene la particularidad de, por un lado, evocar los cancioneros medievales que nos hablan del amor y de la vida en composiciones llenas de ritmo y de fuerza (recordemos aquellos versos de Juan del Encina “Más vale trocar / placer por dolores / que estar sin amores”) y, al mismo tiempo, compartir una experiencia de vitalidad que nos lleva a un presente actual del siglo XXI lleno de sed de futuro. Es, por lo tanto, una fantástica mezcla de formas antiguas y sentimientos contemporáneos, que la autora funde con indudable e inimitable habilidad. El libro comienza con un poema introductorio que nos pone en situación. La voz poética parte de una búsqueda de algo propio y a la vez desconocido, símbolo de esa mezcla de formas antiguas y realidades personales llenas de imprevisible novedad:

“Estoy buscando un mundo
en pleno olvido.
Una casa
en pleno anonimato”.
(Camino/Prohemio)

 Una búsqueda que mira con pasión al presente porque es un paso hacia el futuro:

“¡Qué triunfo cada paso que pisaba!
¡Qué gloria cada huella
que quedaba en el asfalto!
¡Qué rápida
la lluvia la borraba!
¡Qué hermosa y gris estaba la mañana
en que salí a caminar
y sonreía!”
(Camino/Prohemio)

El resto del libro se divide en una dedicatoria y dos cantares, Cantar del Fénix y Cantar del Peregrino. La dedicatoria son tres poemas con fuerte carga personal. El Cantar del Fénix encierra una poesía de amor ardiente, como sugiere el título del cantar y de los poemas que encierra: Chispa, Llama, Fuego, Oxígeno, Rescoldo, Combustión, Explosión y Cenizas. Toda una declaración de pasión:

“La he visto y me mirado.
Y algo como una espada candente
ha atravesado sin piedad
las entrañas más negras de mi alma”.
(Combustión)

 Con momentos de olvido:

“Cuatro días de sueño,
sin ensueños como cristales
rotos en pie descalzo de nieve”.
(Oxígeno)

 Y no faltos de sufrimiento:

“Bien es cierto que te he sentido,
que te he sufrido;
que te he llorado con lágrimas de espejo”.
(Cenizas)

 En el Cantar del Peregrino los versos hacen algún guiño vintage hacia la inspiración medieval del Cancionero y los títulos de los poemas toman un formato largo que nos van perfilando una historia, la de un corazón peregrino, por ejemplo el hermoso poema titulado “De cómo el peregrino se distrajo de su ruta un día de viento”, siempre con versos firmes, acertados, llenos de poesía, sugerentes y conmovedores:

“La lluvia me ha invadido, y los relámpagos
me llegan hasta el fondo,
silbando, como el viento en la ventana”.
(De cómo el peregrino se distrajo…)

 En esta historia, el caminante enamorado recorre un camino lleno de dudas e incertidumbres, de paradojas y contradicciones:

“Tu rostro hecho de nieve cincelada
me atrae y me repugna al mismo tiempo”.
(Temores del peregrino…)

 El camino de un corazón peregrino que busca el amor y se confunde con frecuencia de sendero. Un libro hermoso que pide volver a su lectura, a dejar que el arado de sus versos levante la dura tierra del corazón del lector con sus incisivas figuras y su ritmo implacable.

“Adiós,
lágrima azul de un tiempo de locura”.
(De cómo el peregrino se despidió…)

  La entrada “Cancionero irregular” de Cristina Arias aparece primero en Ediciones Trébedes.

Campamento 2013

Del 28 de junio al 1 de julio, en Villanueva de la Fuente (Ciudad Real), pudimos compartir unos días de Campamento Oasis muy especiales. Pequeños, medianos, jóvenes y monitores, todos poniendo en común la experiencia del camino que nos lleva a Jesús, el camino que es el mismo Jesús.

Para recordar lo que fueron esos días, tenéis a vuestra disposición algunas fotos del Campamento. Podéis verlas en nuestro Álbum de Fotos o pinchando en la foto que acompaña este texto.

Buen verano a todos.