Historia 1978 – 2000

Cuento los detalles más significativos de lo que recuerdo. Seguro que otros recuerdan otras cosas o las mismas de otras manera. No pretendo ser exhaustivo sino simplemente ilustrativo. Cualquier corrección o aportación será bienvenida.

Los primeros pasos (1978 – 1980)

El curso 1977-1978, en la preparación para la confirmación, se comenzaron a reunir chicos y chicas de 8º de EGB de Los Maristas y Las Carmelitas de la Caridad de Toledo. Formaron un grupo que se propuso forjar una amistad en torno a Cristo. Se pusieron el nombre de Q.T.R (Queremos trabajar reunidos).

Poco tiempo después estos jóvenes empezaron a animar grupos de chicos y chicas algo más pequeños que ellos. Se formó así una segunda generación que se dieron el nombre de C.H.C. (Caminamos hacia Cristo).

Estos grupos empezaron a trabar contacto con otros grupos similares que desarrollaban su actividad en colegios de las mismas órdenes religiosas. Conocieron así al Movimiento Oasis.

El comienzo de Oasis – Toledo (1980-1982)

José Luis Pérez de la Roza en 1982

En 1980 se refundan estos grupos asumiendo la espiritualidad del Movimiento Oasis. El grupo Oasis de Toledo se forma con José Luis Pérez de la Roza como consiliario y con la ayuda de algunos hermanos maristas y algunas religiosas carmelitas de la caridad, destacando la presencia de la hermana Mercedes Montalvo.

El grupo crece en número incorporando chicos y chicas de otros colegios. También se incorporan nuevas generaciones.

Las reuniones se llevan a cabo en el colegio de las Carmelitas de la Caridad.

Paco R. Arenas en 1982

En mayo de 1982 se reestructura el grupo nombrando a uno de  sus miembros como Responsable General. Se pasa de una estructura en torno al  sacerdote y los religiosos a una vertebración seglar. El Responsable General  tiene a su cargo la organización del grupo. El consiliario se centra en la  animación espiritual de los jóvenes.

El primer Responsable General fue Francisco Miguel Rodríguez Arenas.  La lista ordenada cronológicamente de responsables desde entonces hasta hoy  ha sido: Francisco M. Rodriguez Arenas, Miguel A. Martínez, Daniel Rodriguez  Arenas, Carmen Sánchez Conde, Alfonso García del Pino y Miguel A. Martínez.

Desde el principio nos gustó la música. Una de las mejores motivaciones fueron los Festivales Vocacionales, en los que participamos numerosamente, incluso llegamos a ganar el festival en 1983.

Festival Vocacional 1982: canción “Sed Felices”

Un día de campo en Las Becerras, cantando la canción del Festival Vocacional de 1983: “Sacerdotes del Señor”

En 1985 comenzó el Grupo de Canto, que duró hasta 1993. Organizamos festivales en los que se alternaban las canciones con testimonios. Recorrimos muchos puntos de la diócesis cantando: Illescas, Polán, Los Navalmorales, Talavera de la Reina, Peñalsordo, Toledo…

Visita del Cardenal de Toledo, D. Marcelo González, a la celebración de la Pascua de 1983

Comienzan unos años de gran actividad. Actividades como Cusillos de Estudio en verano e invierno, Campamentos con los más pequeños (Conviverano) y sobre todo la celebración de la Pascua, van marcando la vida del grupo de aquellos años en los que muchos jóvenes comparten con nosotros algo de sus vidas, ya sea por pertenecer al grupo o por participar en sus actividades.

En 1983 abandonamos el colegio de las Carmelitas de la Caridad y nos reunimos en los locales del colegio de la parroquia de Sta Leocadia.

En 1984 tuvimos que dejar esos locales y estuvimos varios meses reuniéndonos en casas particulares.

En 1985 nos ceden unos locales, que anteriormente ocupaba la O.J.E., del convento de Sta Úrsula. Fue necesario realizar una reforma para la que hubo que recoger fondos empleando todo tipo de actividades: colectas, trabajos de todo tipo para sacar dinero (descargar leña, buzonear publicidad…), venta de botes para lapiceros… Comienza así la Casa Oasis.

Oasis de los mayores un día de café

Desde 1983, debido a lo numerosos que éramos, nos dividimos en pequeños grupos de unas 10 personas que denominábamos pequeños Oasis. Cada Oasis tenía un animador que dirigía la reunión. Ese año se constituyeron 6 Oasis sumando un total de 57 jóvenes..

Oasis de pequeños una fiesta de Navidad

En el año 1984 comenzamos a elaborar unos estatutos (¡qué pérdida de tiempo!). No los dimos por terminados hasta 1990, a pesar de dedicarles no poco tiempo y esfuerzo. Una vez terminados no sirvieron de nada.

Creo que 1984 fue el punto de inflexión respecto al número de miembros del grupo. La pérdida de identidad con un colegio, la dispersión de un grupo numeroso fuera de Toledo, fundamentalmente por estudios, y la incipiente actividad de parroquias, hasta entonces bastante inactivas en los temas juveniles, fueron quizá algunas de las causas de un goteo de bajas que no llegó a compensarse con las nuevas incorporaciones.

La hermana Mercedes con Félix y Jesús, recién ordenados, en 1986

También fueron años de decisiones importantes ante la vida: la vocación, la forma de entender la amistad y el amor. El grupo fue apoyo para muchos y piedra de tropiezo para otros.

No fueron pocas las vocaciones religiosas que surgieron del grupo, tampoco faltaron sacerdotes ni matrimonios que vivieron la opción de su vida como una respuesta a una llamada de Dios a entregarse a él siguiéndole por un determinado camino.

La formación fue uno de los puntos fuertes aquellos años. Los cursillos de verano e invierno se empleaban para estudiar temas de actualidad, documentos pontificios, temas fundamentales de fe, moral o espiritualidad.

La Parra (Ávila), Cursillo de Verano de 1986

  • Verano 84: “La Iglesia” (Lumen Gentium)
  • Invierno 85: “El trabajo” (Laborem Exercem)
  • Sigüenza 88: “Teología para universitarios” (Solicitudo Rei Socialis)
  • Invierno 88: “La figura de María” (Mater Redemptoris)
  • Verano 89: “Para una nueva evangelización” (Christi fidelis laici)
  • Invierno 90: “Santos para edificar la Iglesia” (S.Juan de la Cruz, S. Ignacio de Loyola)
  • Verano 91: “Comprometidos en las cosas nuevas de hoy” (Centesimus Annus)
  • Inverno 91: “El misterio de Cristo pobre”

Conviverano 86, Monumento a la Cabra

Los campamentos fueron la cantera del grupo. Les llamamos Conviveranos porque eran una mezcla de campamento y convivencia. Primero en La Parra, luego en El Abrojo, fueron siempre agotadores para los monitores.

  • 1984-88 – La Parra (Ávila)

La idea la cogimos de los Campoalegres del Movimiento Oasis. Se trataba de unir catequesis, amistad, testimonio y naturaleza. Unas veces salió mejor que otras.

Cocina de campamento en Las Becerras (1991)

En 1991 dimos un paso muy especial. Utilizamos la experiencia de las conviveranos para organizar un campamento para los que más lo necesitan. Con la ayuda de la parroquia de S. Justo y de Caritas, convocamos a muchos niños que pasan el día en la calle. Juntamos unos 20 chavales, algunos de ellos problemáticos, y comenzó lo que llamamos Campamento Lázaro.

  • 1991 y 1992: Las Becerras
  • 1993: Tejadillos
  • 1994-1998: San Pablo de los Montes

En 1991 creamos la “Asociación Cultural Nuevo Sol”, para tener entidad legal ante las instituciones civiles.

Madre del Oasis, de movimiento a comunidad (1992-2000)

En 1992 Félix del Valle sustituye a José Luis como consiliario del grupo. La marcha de José Luis produce una especie de sacudida. Muchos se marchan; no falta quien, simplemente, aprovecha la ocasión. El grupo comienza a buscar una nueva identidad.

Por existir otro Oasis en Toledo, un grupo del colegio de las Carmelitas de la Caridad que dependía del movimiento internacional, nos vimos obligados a cambiar el nombre para evitar conflictos jurídicos. Nos llamamos desde entonces Grupo Madre del Oasis.

Continuamos con la actividad de campamentos. Las Conviveranos continúan hasta 1994 en El Abrojo. El campamento Lázaro en 1993 en Tejadillos (Cuenca) y 1995 y 1996 en S. Pablo de los Montes.

A partir de 1997 se unifican los dos campamentos. Ese año se hizo en S. Pablo de los Montes y el año 98 en Almorox.

La falta de monitores impidió continuar con esta actividad.

 Seguimos organizando cursillos de estudio, sobre todo en Navidad, aunque también, algún año, en verano:

Invierno 94: “Verdad, Libertad y Conciencia” Invierno 95: “Peregrina hacia el 2000” (Tertio milenio adveniente) Verano 97: Conferencias de Verano Invierno 99 “Dios nos amó primero”

  En el verano de 1996 organizamos una acampada-vacaciones a Santander. Fue un momento importante en el camino desde el movimiento a la comunidad. En 1997 la acampada fue en El Robledal (San Pablo de los Montes), unos días de convivencia y de reflexión sobre nuestra vida comunitaria.

  En 1997 comenzamos, en colaboración con la parroquia de Sto. Tomé, el Taller de Jesús, una pequeña para-escuela que pretende apoyar en sus actividades escolares a los chavales marginados que vienen a los campamentos, impedir que gasten su tiempo después de la escuela vagando por las calles y darles un poco de cariño y amor en el trato. Quique fue el baluarte de esta actividad durante los años 97, 98 y 99. El año 2000 le sustituyó Marisol. Ese año finalizó el taller. Durante estos años vivimos la experiencia de vivir la Pascua en parroquias. En 1996 en Magán, en 1997 nos repartimos entre Magán y Sto. Tomé, en 1998 en Burujón y Magán.  A partir de 1999 nos juntamos en la Casa Oasis para las charlas y las actividades y acudimos a los oficios a Sta. Clara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *