Orad sin desfallecer

Compartimos con todos vosotros este texto de Félix del Valle sobre la oración continua.

“Más que una recomendación, es un mandato, imperativo: Orad siempre sin desfallecer (Lc 18, 1). Mas los mandatos de Cristo son expresión del don que Él mismo nos ofrece: nos manda lo que nos da, nos indica claramente –mandándonos– el don que quiere concedernos con certeza; como decía San Agustín: “dame lo que me pides, y pídeme lo que quieras”. La oración continua es un don que, porque Jesucristo quiere concedernos, nos manda poner en práctica. No es un empeño a realizar sino una Gracia a recibir, a ir recibiendo.”

Un texto para descubrir lo que se nos está ofreciendo y abrir nuestro ser a este don.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *