Archivo de la etiqueta: valores

Cultura, valores y banderas

Los valores son aquellas realidades que consideramos bienes. En nuestra vida, continuamente estamos poniendo en juego nuestra escala de valores, con la que decidimos qué bienes son preferibles a otros cuando tomamos cualquier decisión. Una vida sin valores es la que solo se mueve por el deseo (lo que me apetece) sin tener en cuenta... Seguir leyendo → La entrada Cultura, valores y banderas se publicó originalmente en Areópago Diálogo.

No importa si tus hijos no te escuchan, te ven

padres Impactante es una noticia sobre dos padres que iniciaron una pelea en un partido de fútbol de categoría de los  juveniles. Los hechos sucedieron en Gran Canaria, cuando en un partido de fútbol que se desarrollaba con normalidad, en el minuto 60 dos aficionados comenzaron una fuerte discusión que acabó en golpes y en agresiones mutuas. Dos aficionados que resultaron ser padres de los jugadores. Una vez más vuelve a surgir la violencia en el fútbol, incidentes que se aborrecen desde todas las instituciones, pero ¿se condena el hecho de que los que se pelean sean padres?   Este suceso tan vergonzoso que ocurrió puntualmente en Gran Canaria, y que alguien grabó con su cámara, se produce cada fin de semana en cientos de partidos y de actos deportivos, donde los padres acompañan a sus hijos y donde insultan al árbitro o a los propios deportistas; donde se discute o se pelean por tonterías que suceden en el acontecimiento deportivo y que nada tienen que ver con el deporte. El deporte tiene que ser un medio para fomentar buenos valores, como el trabajo en equipo, o el respeto mutuo, pero nunca deben fomentar la rivalidad mal entendida. En este tipo de acontecimientos los padres más que nunca deben dar ejemplo de respeto, de tolerancia, de buen comportamiento, y de buena educación.  ¿Qué podemos pedir a un niño si su padre tiene comportamientos agresivos y violentos? Resulta muy lamentable y muy doloroso el ejemplo que se da a nuestros hijos. Educar a un hijo no es tarea fácil y más en la sociedad actual en la que vivimos, donde los actos violentos son constantes, pero no hay que olvidar que los hijos son el mejor reflejo de los padres, el niño proyecta en su comportamiento lo que vive. Decía Santa Teresa de Calcuta que “no importa si tus hijos no te escuchan. Te ven”. Los padres debemos ser el primer ejemplo de integridad, de amor y de respeto a los demás.  La familia tiene que ser modelo de conducta para sus hijos y es dentro de la familia donde los niños aprenden a comportarse, a convivir y a relacionarse con los demás. La educación de nuestros hijos debe empezar por nosotros mismos, por nuestra casa, en nuestra familia, pues de nuestro ejemplo y de los valores que impulsemos dependerá nuestro futuro.  

Grupo AREÓPAGO

Nichos de mercado

footprints

Vivimos en una sociedad consumista; hasta tal punto es así que bien podemos afirmar, como ya hemos hecho en alguna ocasión, que el consumismo es, hoy día, el opio del pueblo. Sin embargo, ello no significa que consumir sea en sí mismo, negativo. Al contrario, comprar bienes y adquirir servicios forma parte de nuestra vida.

¿Cómo contribuir a un consumo responsable y basado en valores? Una buena estrategia, a tal fin, es consumir productos y servicios que nos enriquezcan como persona. Es simple, pero muy eficaz. Apoyando de forma clara, decidida y sin complejos todos aquellos productos y servicios que busquen hacer el bien, más allá del legítimo beneficio necesario para la subsistencia de quien los ofrece.

Se ha estrenado en España Footprints, la última película del director de cine Juan Manuel Cotelo, de la productora Infinito + Uno. Trata sobre el Camino de Santiago o, mejor dicho, sobre el verdadero sentido del Camino de Santiago, que no es otro que su sentido espiritual. La película, además de llamar constantemente la atención sobre la creación, por los paisajes en los que discurre su trama, ayuda a reflexionar sobre el sentido profundo de la vida, apuntando hacia la necesidad, que el hombre tiene en su corazón, del encuentro con Dios.

Acudamos en masa al cine y hagámoslo en familia, con un doble objetivo. En primer lugar, para dar alternativas de ocio saludable a nuestros hijos, dejando de lado proyecciones que nada enriquecen, más bien lo contrario. En segundo lugar, para tomar conciencia de la importancia de ser coherentes, también a la hora de consumir, para fomentar un nicho de mercado, de cine saludable y familiar, que impulse y permita la subsistencia de esta productora y de otras muchas que surgirían para cubrir esta demanda.

Esta misma reflexión es aplicable a la música, a la literatura y a muchos otros productos y servicios que se ofrecen en el mercado. Busquemos marcas que enriquezcan y hagan crecer como personas a nuestras familias, busquemos siempre lo bueno.

Grupo Areópago

La cobra

RTVE

RTVE

“ -¿Qué te pasa? ¿Estás triste? , le pregunta una amiga a otra mientras esperaban el bus urbano para ir a estudiar por la mañana temprano.

-¿Por qué estás triste?, insiste la chica joven.

-Porque al final hubo cobra, responde compungida la amiga”.

Esta es una de innumerables conversaciones que estos días hemos escuchado en innumerables y diversos sitios de España. Esta conversación real fue en la parada del autobús y es que España despertaba el 1 de noviembre con una noticia que parecía paralizar el mundo “¿Hubo cobra entre Bisbal y Chenoa?”. Una noticia que ha abierto telediarios; las redes sociales ardían con las respuestas, y ha llenado minutos de radio y mucha tinta de periódico.

¿Qué nos está pasando? Los medios de comunicación tienen una gran influencia mediática, de eso no hay duda. La agenda de la comunicación de las televisiones condiciona nuestro día a día. Si sale en la televisión se conoce. Las noticias son noticias mientras salgan en los titulares de televisión o de las radios o en la parte izquierda de los medios digitales o sean aperturas en la prensa escrita. Sin duda alguna ayudan en la difusión, pero también pueden contribuir a que dar relevancia a noticias que no lo son y a crear una realidad que poco puede interesar.

¿Hubo cobra entre Bisbal y Chenoa? Lejos de ser algo anecdótico, la noticia del Sí o  del No, debería darnos igual. Que nuestros jóvenes y no tan jóvenes se mostrasen preocupados porque hubo cobra es un tanto alarmante. Nos estamos perdiendo en la escala de valores y en la escala de saber qué es lo realmente importante.

Si la noticia más significativa del 31 de octubre fue que hubo “cobra” o no y que el minuto de oro de esa noche fue el “momento cobra” nos tiene hacer pensar en qué sociedad estamos creando; si nuestros hijos no duermen pensando en el desplante o no de Bisbal a Chenoa; si los medios de comunicación dedican millones de segundos a analizar desde un ángulo u otro si hubo o no cobra.

Hay noticias que nunca serán noticias porque no entran en el juego del sensacionalismo ni son mediáticamente atractivas porque no hay escándalo alguno. Hay noticias que nosotros mismos no nos creemos que sean noticias.  El Papa Francisco en el Mensaje de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de este año nos da la clave: “La comunicación tiene el poder de crear puentes, de favorecer el encuentro y la inclusión, enriqueciendo de este modo la sociedad”. Si hubo o no cobra, ¿enriquece a la sociedad?¿Favorece el encuentro?

 

 

Grupo AREÓPAGO