Archivo de la etiqueta: Pensamiento

Prejuicios

Cuando escuchamos noticias sobre el desmadre de jóvenes británicos en Magaluf; cuando suceden acontecimientos tristes y dolorosos, como los recientes atentados de Cataluña; cuando un inmigrante agrede a alguien en el Metro de Madrid; y en tantas y tantas ocasiones, enseguida nacen los prejuicios sobre las personas o el colectivo que los provocan. Etiquetamos a estas personas de una u otra manera, sobre todo a grupos de personas de otras nacionalidades o de otras religiones e ideologías. Los prejuicios florecen y las generalizaciones son protagonistas. Ni todos los jóvenes británicos se desmadran en vacaciones ni todos los musulmanes son terroristas ni todos los inmigrantes son delincuentes, por poner un ejemplo. Olvidamos aquello del trigo y la cizaña. Todos en algún momento hemos juzgado al otro por su manera de vestir, de pensar o incluso por su forma de ser o de actuar. Los juicios son fáciles de hacer si solo los comparamos con nosotros mismos. Los seres humanos somos bastantes influenciables y más si se hace caso a algunas redes sociales o a determinados medios de comunicación. Podemos crearnos una opinión incierta y tergiversada sin estar bien informados o contener una visión parcial de la persona o acontecimiento. Esto es bastante peligroso porque la difamación es provocadora y la imagen de alguien puede ser destruida y dañada. “Cuidado con los prejuicios, peligro social” era el título de una campaña de sensibilización contra los prejuicios de carácter racial, religioso o de sexo de un proyecto piloto de la ONG ParthnersCzech que trabaja por la inclusión social de la población gitana en la República Checa. Y es evidente que en los últimos años, los prejuicios sociales contra personas de otra raza, de otra nacionalidad, de otra religión, de otra ideología o contra personas que no son como nosotros, han ido en aumento y es un problema latente del siglo XXI, que debemos abordar desde la educación en los valores de tolerancia, respeto y solidaridad a los demás. Cabe preguntarse ¿Qué hacemos para que los prejuicios sociales no nos afecten a la hora de relacionarnos con los demás? ¿Cómo podemos evitar estos prejuicios en la sociedad actual? Sin lugar a dudas la educación, la formación, la información y el respeto por los demás son la mejor solución a este problema.

GRUPO AREÓPAGO

Criminalizar al que piensa diferente

pensar Está pasando. La inversión de los valores comunes que han sostenido nuestra civilización durante siglos se encuentra a punto de alcanzar su fin. Vaciados de contenidos, desprestigiadas socialmente las personas e instituciones que los sostienen, impuestos mayoritariamente otros que se consideran los adecuados para la sociedad actual, solo queda el toque final: criminalizar al que piensa diferente. Francia acaba de aprobar una norma que habilita a las autoridades públicas a cerrar webs que manifiesten, con imágenes de casos reales, su oposición al aborto, a pesar de que implica el asesinato de un niño y está probado que causa trastornos a la madre; hace apenas unos meses la Comunidad de Madrid publicó una ley que permite sancionar a quienes defienden en las aulas que nacemos hombres o mujeres y ello marca nuestra existencia, aunque la ciencia demuestra que es así; aumentan las demandas contra declaraciones de Obispos, aunque se limitan a presentar a sus fieles el Magisterio de la Iglesia fundado en la naturaleza del ser humano. Todas ellas son manifestaciones claras de un doble hecho: se ha instaurado a nivel cultural un nuevo orden moral, contrario a la realidad de las cosas y a la verdad de las personas en algunos extremos, que cuenta con instrumentos propios para ser impuesto en la práctica a quien piensa diferente. Con ello, se pierde la libertad de expresión (y de pensamiento, conciencia y religión), aun en los casos en los que no sea ejercitada contra nadie y con ello se defiendan planteamientos objetivos y perfectamente argumentables. No hay lugar para el diálogo; no existe espacio para una verdad que no sea la instaurada oficialmente. Es la nueva dictadura a la que se enfrenta nuestra sociedad occidental. ¿Seremos capaces de darnos cuenta de ello y reaccionar a tiempo?

Grupo Areópago

“Pero yo os digo… Fe cristiana y pena capital” de Gerardo López Laguna

PeroYoOsDigo“Pero yo os digo… Fe cristiana y pena capital”

“Pero yo os digo…” es un ensayo en el que Gerardo López Laguna recoge una profunda reflexión cristiana sobre la pena de muerte. López Laguna expone el pensamiento que la apoya y que la rechaza, incluyendo el análisis de este problema a la luz de la fe cristiana, el magisterio y la tradición de la Iglesia Católica. Porque la pena de muerte es un problema de permanente actualidad, donde se concentran la búsqueda del sentido de la vida, el misterio del mal, los grandes enigmas sobre la libertad y la responsabilidad personal, el castigo y el perdón, y sobre todo, el poder de Dios y del ser humano sobre la vida. El libro está dividido en tres grandes bloques. La primera parte del libro está dedicada al abolicionismo moderno, en el que se analizan las relaciones entre la modernidad y los primeros movimientos abolicionistas, sus raíces, argumentos, propuestas y contradicciones. En la segunda parte, se hace un análisis desde la tradición cristiana, donde la pena capital ha sido un tema discutido hasta nuestros días, desde el mismo Cristo que perdonó de la muerte a la mujer adúltera y luego él se entregó voluntariamente como reo de la pena capital. El autor describe las distintas posiciones dentro de la Iglesia, desarrollando especialmente los argumentos abolicionistas y concentrándose finalmente en el abolicionismo cristiano contemporáneo. La tercera parte del libro se concentra en la visión sobrenatural del problema, aportando una perspectiva fundamentalmente religiosa y trascendente de la cuestión de la pena de muerte. Concluye con un análisis del Magisterio de la Iglesia sobre este tema. Una visión valiente y poco frecuente en nuestros días, que merece atención y reflexión.   La entrada “Pero yo os digo… Fe cristiana y pena capital” de Gerardo López Laguna aparece primero en Ediciones Trébedes.