Archivo del Autor: Luis Javier Moxó

Compartir a Dios en la Red

En primer lugar, gracias por invitarme a compartir unas líneas sobre cuál es mi motivación principal a la hora de escribir en la Red.

La nota de catolicidad de la Iglesia y la universalidad de la Red de redes son dos realidades que siempre, con pasión, he pensado, sentido y procurado en relación. Y alguien se ha encargado especialmente de hacérmelo ver de una forma muy evidente.

Antonio Spadaro (Mesina, 1966), teólogo jesuita, director de la revista La Civiltà Cattolica, es alguien muy cercano al Papa Francisco que ha editado la mayor parte de sus escritos. Muy activo en redes sociales, fundó en 1998 uno de los primeros sitios italianos de escritura creativa, Bombacarta.it, y, desde 2011, es autor del blog Cyberteologia.it. Desde ese mismo año es consultor del Consejo para las Comunicaciones Sociales.

Ha escrito más de veinte libros sobre cultura contemporánea, teología y espiritualidad. Tengo delante dos libros suyos publicados en Herder: “Ciberteología. Pensar el cristianismo en tiempos de la red” y “Compartir a Dios en (la) Red“.

¿Por qué le he mencionado en primer lugar? Pues porque realmente él ha sido mi inspiración a la hora de expresar esa intuición y vínculo profundos entre Iglesia y Red, desde los comienzos de la segunda. Así, mi investigación sobre la Iglesia en la Red de redes, pude plasmarla en 2013 con mi tesis de Licenciatura “La Iglesia católica en Internet: presencia, misión y propuestas“. Y, también, como ánimo a las distintas universidades eclesiásticas españolas, para que incorporasen en sus planes de estudios de Ciencias Religiosas y Teología la asignatura de Ciberteología, o alguna similar, que sirva para introducir la reflexión sobre la fe, la espiritualidad y comunidad cristiana en la red.

No quiero aburrir con datos y conclusiones. Solamente animar a todos a disponer de un espacio digital (aunque sea mínimo y hasta inconstante) en el que expresarnos como somos, con sencillez y alegría a ser posible, del mismo modo natural como nos comunicamos cotidianamente en nuestro ambiente físico, teniendo en cuenta sus posibilidades y limitaciones propias.

Dar testimonio, compartir a Dios en Red, es una tarea urgente.