Archivo mensual: enero 2015

El valor del trabajo

ElValorDelTrabajoEl trabajo ocupa un lugar importante en la vida humana, cumpliendo diversas funciones que no pueden aislarse:

  • Con el trabajo se transforma el mundo, continuando la acción creadora de Dios.
  • En el trabajo se desarrollan las capacidades personales y sociales de las personas que trabajan.
  • Con el trabajo se consigue el sustento personal y familiar.

Compartimos con vosotros esta reflexión sobre el trabajo humano a partir de la Doctrina Social de la Iglesia. Se revisan temas como el Evangelio del trabajo, el trabajo como fuerza transformadora, el trabajo como conflicto y la retribución por el trabajo, también se proponen temas de discusión en grupo. Haz clic sobre la foto para descargártelo o búscalo en nuestra sección de Material.

La Navidad nos invita a la adoración

Jesús niñoLa Navidad nos invita a la adoración. Compartimos con vosotros la charla de Félix del Valle en el retiro de Navidad que trata sobre la adoración.

La adoración es el reconocimiento humilde, agradecido y gozoso de la grandeza de Dios.

Nuestra actitud de adoración nos  da la medida de nuestra vida cristiana, porque nos configura con Cristo adorador, que busca en toda su vida la gloria del Padre.

La liturgia de Navidad está llena de invitaciones a la adoración, que nos centra en Dios y nos saca de la dinámica del egoísmo.

[jwplayer player=”1″ mediaid=”175″]

Solidaridad y libertad


SolidaridadyLibertadTodas las personas estamos llamadas a vivir en libertad y en solidaridad con los demás. Estos dos impulsos a veces entran en tensión y deben encontrar su equilibrio.

Os ofrecemos un díptico con algunas reflexiones sobre este tema, inspiradas en la Doctrina Social de la Iglesia, que os podéis descargar del siguiente enlace o de nuestra página de Material.

Solidaridad y libertad

Hemos intentado aportar ideas para la reflexión personal y en grupo sobre temas como el deber de la solidaridad, el sentido de la propiedad privada, la caridad cristiana, la subsidiariedad, la familia, el socialismo o el liberalismo.

La sociedad actual nos exige a todos participar en la búsqueda de este equilibrio entre la solidaridad y la libertad, tanto en nuestra vida personal como en la vida social. No podemos responder adecuadamente a este reto sin criterios claros con los que discernir.